Un frío día en la playa

Buenos y fríos días! Os traigo unas fotografías que hicimos un frío día en la playa, pero antes de eso os voy a poner en situación.

Para empezar, este año los Reyes Magos han sido geniales y me han traído una cámara nueva. Por eso estoy súper contenta y agradecida!! Hacía mucho tiempo que quería una cámara y mi corazón estaba dividido entre una Olympus Pen y una Sony. Las dos son preciosas. Además los objetivos son intercambiables, tienen la pantalla abatible, el tamaño perfecto para llevarla a todas partes… y he dicho que son preciosas? La verdad es que llevaba mucho tiempo mirándolas. Así que cada vez que iba a una tienda las comparaba y no terminaba de decidirme. Y aunque físicamente la Olympus me tenía enamorada al final ganó la Sony, que la pantalla se abatiera hacia arriba, hacía que ganara muchos puntos. De modo que ya tenía una cámara elegida y pensaba comprármela en un par de meses; así que no esperaba que los Reyes me sorprendieran con este regalo tan maravilloso!

 “Hacía un día precioso y creo que ha quedado bien reflejado en las fotografías.”

Aunque había probado la cámara en casa. La había toqueteado para ver las funciones y las posibilidades que me ofrecía, aún no le habíamos sacado jugo. De modo que un soleado y frío domingo de enero decidimos ir a pasear por la playa y así estrenar la nueva cámara.

Para  la ocasión escogí un look muy cómodo y básico. Camisa blanca, con una rebeca gruesa vintage (aunque en las fotos no se ve), unos mom jeans, calcetines “molonguis” de leopardo y las Adidas Superstar. La parka peluda por dentro, el gorro y la bufanda terminaban abrigar el outfit.

Hacía un día precioso y creo que ha quedado bien reflejado en las fotografías. Toqueteamos un montón las diferentes opciones que nos da la cámara: filtros, luz, enfoque y desenfoque… Os dejo con algunas de ellas, qué os parecen?

Que tengáis un feliz día.

Fotos por Daniel DR.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *